October 21st, 2010

Después de la última entrada, hablé con algunas personas de la escuela, y me parece vamos a cambiar algunas cosas en el programa de inglés, oficialmente el horario. Ahora el horario incluye una hora de clase por cada año por semana, más un poco de inglés con la maestra de música. La semana que viene, vamos a probar algo diferente. Voy a tener tres clases en lugar de seis, separadas así: una clase de los niños de tercero año y menos, una clase con los mayores que no aprendieron inglés antes, y una clase con los alumnos que tienen clases particulares afuera de la escuela. En esta manera, puedo enfocar más en cosas apropiadas para cada nivel de capacidad. Con los niños, voy a jugar con vocabulario y las cosas básicas como colores, números, el alfabeto, días de la semana, estaciones, personas de la familias, etc. Con los mayores, puedo introducir gramática básica, las personas, el tiempo presente, introducciónes, y más, si avanzamos bien. Y con los adelantados, voy a enfocar más en gramática más avanzada y conversación. También, con menos clases, puedo tener más tiempo por semana con cada alumno, tal vez dos horas! Espero que esta sistema vaya a funcionar mejor que la anterior. En verdad, me parece puede ser mejor, pero a la misma vez, pienso que el problema es más con la falta de organización y disciplina. Esta semana, no tuve clase con dos grupos simplemente porque no era tiempo, después de conversaciones entre maestras y resolución de problemas con alumnos. Siempre hay alguno pegando a otro, llorando, gritando, corriendo, algo. Es difícil a manejarme, y sin mando del idioma, es peor, casi imposible afirmarme en la clase. Pero tengo esperanza y voy a intentar a trabajar más y afirmarme mejor en el futuro.

After the last entry, I spoke with some people at the school, and it seems we’re going to change some things in the English program, officially the schedule. Now the schedule includes an hour of class for each year per week, plus a little English with the music teacher. Next week, we are going to test something different. I’m going to have three classes instead of six, separated like this: a class with the children of third year and lower, a class with the older ones that have not learned English before, and a class with the students that have private lessons outside of the school. This way, I can focus more on things appropriate for each level of ability. With the younger children, I’m going to play with vocabulary and the basic things like colors, numbers, the alphabet, days of the week, seasons, family members, etc. With the older ones, I can introduce basic grammar, the persons, the present tense, introductions, and more, if we advance well. And with the advanced, I’m going to focus more on more advanced grammar and conversation. Also, with fewer classes, I can have more time per week with each student, perhaps two hours! I expect that this system be going to function better than the former. In truth, it seems to me it could be better, but at the same time, I think that the problem is more with the lack of organization and discipline. This week, I did not have class with two groups simply because there was not time, after conversations between teachers and troubleshooting with students. Always there is one hitting another, crying, shouting, running, something. It’s difficult to manage, and without command of the language, it’s worse, almost impossible to assert myself in class. But I have hope and I am going to try to work more and to assert myself better in the future.

Share

Leave a Reply

Link to Facebook