Entonces, havia una vez! jaja

Puedo decir con seguridad que La Escuela La Herradura fue muy importante en mi estada en Uruguay.
Llegué sin muchas expectativas pues había escuchado que Uruguay era chico, parado sin mucho que hacer, pude ver al revés.
Pude ver un país con gente amigable, muy disponible para ayudar los turistas, estudiantes, conocí vários puntos de interés turístico y otros lugares fuera de la ruta turística.

       Fue una experiência que valió mucho la pena, cada minuto bien curtido, vivido, aprovechado al máximo, pena que fueron solo quince días, mal veo la hora de volver para una estada más larga. Los maestros tambíén fueron muy dedicados, cuidadosos en preparar lecciones interesantes para los alumnos agregando música, clases de derecho, área militar jaja ( esta fue que más conocimos), estuvieran siempre preocupados en hacernos participar de las clases.
       Tuve en las clases, chance de aprender más sobre outras culturas, áreas, comportamientos en otros países, fue posíble obtener ot conocimientos que abarcavan las más diversas áreas principalmente sobre el Uruguay qué pensé conocer bastante.  Mejor qué todo esto fue en spanol, fueron muchas las posibilidades de interactuar y practicar dentro y fuera de la escuela.
      Otros  momentos interesantes fueron el momento Margo, Roberto y Rebecca interactuando siempre que posible con nosotros dandonos ideas, sugerencias, tablas de actividades, como aprovechar de la mejor manera la estada en Uruguay.
       Me quedé impresionado con la preocupación del aprendizaje dos alumnos y ensenanza en la escuela, hubo momento que pensé que só iba studiar , studiar y studiar, jaja el comienzo pareció así pero después pude ver que hay tiempo para todo.
       Con todo esto, puedo decir con seguridad que eligir Uruguay para vivir y studiar en 2013 fue una excellente opción que hice, y lo recomiendo sin dudas.
        Puedo decir que después de vivir todo esto, lloré mucho cuando salí de la escuela y mi “casa” en Montevideo !!! jajaja Soy muy difícil para llorar,  cuando algo me encanta de corazón no hay como no llorar.  Gracias Montevideo, personas y claro Margo, Roberto, Rebecca por haber hecho mi estada inolvidable.
Recuerdos
Bruno
Share

Leave a Reply

Link to Facebook