At only a few minutes walking distance from the school there is a historical secondary school and they allow us to come and visit. The guides are students who will show us around and give us more information on the history, they also show us the class rooms and the students are always really surprised by the warm welcome they receive from the uruguayan students. Pictures

Below you will find a brief description of this school in Spanish.

El Instituto Alfredo Vásquez Acevedo (conocido como IAVA) es un instituto de educación secundaria ubicado en la ciudad de Montevideo.

Su nombre homenajea a Alfredo Vásquez Acevedo, (Buenos Aires, 1844; Montevideo, 1923) jurista y político uruguayo, fundador en 1868, junto con otros ilustres intelectuales, de la Sociedad de Amigos de la Educación Popular.

El edificio del IAVA fue construido en 1911 y diseñado por el arquitecto uruguayo Alfredo Jones BrownEs considerado Patrimonio Histórico Nacional.

Alfredo Vásquez Acevedo desde muy joven se destacó como una de las personas con mayores inquietudes, conocimientos y realizaciones prácticas en el campo de la enseñanza pública, en una época en que ésta se desarrollaba con múltiples dificultades en Uruguay. También fue senador y diputado.

La enseñanza secundaria nació en Uruguay como parte de la Universidad y se fue desarrollando y creciendo con dificultades en un país nuevo.

El Dr. Alfredo Vásquez Acevedo, fue Rector de la Universidad desde 1880 hasta 1899. Vásquez Acevedo como Rector creó sobre nuevas bases la Enseñanza Secundaria y preparatoria, mereciendo así que se diera su nombre al edificio histórico actual que ya ha cumplido 100 años.

Por 1910, en el Uruguay había una población de aproximadamente 1.1 millones de habitantes y en la enseñanza secundaria estaban matriculados 1871 alumnos, que cuatro años después, en 1914, ya se habían incrementado y llegado al número de 3020 alumnos de Secundaria en Montevideo y 1250 en el interior.

A partir de la inauguración de este edificio, el desarrollo de la enseñanza secundaria en todo el país fue muy fuerte. Sin duda, el país crecía junto con los jóvenes que lo harían crecer aún más.

Hacia 1935, se separa la enseñanza secundaria de la Universidad, pero el “I.A.V.A.” siguió realizando su tarea formadora de jóvenes pre-universitarios.

Desde 1911 hasta el presente sin cesar, han pasado por el “I.A.V.A.” muchas generaciones de estudiantes uruguayos que se esforzaron para sí mismos y par el país, teniendo en el día de hoy 2670 alumnos,  250 docentes trabajando en 3 turnos: matutino, vespertino y nocturno.

En julio de 1976, el edifico fue declarado monumento histórico nacional, conscientes de que el IAVA es un edificio único. Es el lugar donde el propio país hizo expresión de fe fundacional a su voluntad educativa en la enseñanza media, la que tuvo a partir de allí un rapidísimo desarrollo, con generaciones y generaciones de uruguayos proyectados hacia el futuro personal y nacional. Es un edificio testimonio y protagonista de aquel momento  y de ahora. Todo un emblema.

Recordamos además que este edificio consta de otras dependencias, con valores únicos:

Está la Biblioteca Central de Educación Secundaria, de reconocida importancia y prestigio por sus valiosas colecciones e históricos ejemplares, y además con un servicio actualizado permanente. Entre sus principales “joyas” figura un ejemplar de El Quijote del S. XVI y una colección completa de “Revolución Francesa”. La biblioteca es desde el punto de vista arquitectónico un valor en sí misma por su trabajo en carpintería, herrería y sus casi 100.000 ejemplares.

El Museo de Historia Natural posee riquísimas colecciones en zoología y botánica de especies nacionales, además de brindar innumerables cursos y actividades extracurriculares.

El Observatorio Astronómico de gran riqueza arquitectónica, posee un telescopio fijo de más de 3 metros de longitud, desde le cual se descubrió el único cometa descubierto desde Uruguay, además de poseer un ejemplar de “Principia” de Newton del siglo XVIII, cuyo valor se estima en 100.000 euros e innumerables ejemplares de otros autores de gran valor. Observar el cielo desde la azotea del IAVA se convierte así en un paseo disfrutable además de motivador para los alumnos de 4º año que tienen en su currículo la asignatura Astronomía.

El Vásquez tiene pues una riquísima historia que le pertenece a todo el país, de la que debemos sentirnos orgullosos, pues en él se han formado generaciones de uruguayos que se han destacado en todas las disciplinas pero también se han formado ciudadanos, conscientes de sus derechos y responsabilidades que han contribuido a hacer de Uruguay el país democrático y tolerante que nos caracteriza.

Share

Leave a Reply

Link to Facebook