“Aprender una lengua extranjera es un proceso largo y complejo en el que, normalmente, hay periodos de grandes avances que se combinan con temporadas en las que parece que hemos olvidado todo lo que sabíamos. Por eso es imprescindible que, cada cierto tiempo, hagamos una evaluación de las cosas que sabemos y las que aún no comprendemos completamente. En La Herradura creemos que tan importante es aprender como evaluar lo que hemos aprendido y, por este motivo, todos los viernes nuestros estudiantes hacen una prueba de evaluación con los contenidos que se vieron durante la semana. Por medio de estas pruebas, tanto estudiantes como equipo docente, podemos saber si los nuevos contenidos se asimilaron correctamente, si el método y las actividades para hacerlo fueron los más apropiados y, lo que es más importante, podemos detectar dónde hay dificultades y, en caso de haberlas, programar las siguientes sesiones para profundizar en los motivos de los errores. Los errores son necesarios porque ¡sin errores no hay aprendizaje!”

Share
Link to Facebook