Hacer la prueba de nivel no sólo es importante: ¡es esencial!
 
Para el equipo docente, la prueba de nivel es una herramienta fundamental cuando tenemos que evaluar los conocimientos previos que tienen nuestros futuros estudiantes. Lo primero de todo es aclarar que la prueba de nivel NO es un examen con mejores o peores calificaciones. Nadie suspende o aprueba la prueba de nivel. La prueba de nivel sólo mide el grado profundidad del conocimiento que se tiene de la lengua antes de entrar en clase.
¿Por qué es imprescindible completar la prueba? Porque la prueba nos muestra qué sabe y qué no sabe un estudiante. Las preguntas que hay en la prueba están organizadas en bloques gramaticales que responden a todos y cada uno de los niveles descritos en el Marco Europeo Común de Referencia de las Lenguas (A1-C2). Con esa información, que es puramente gramatical, podemos ubicar a cada estudiante en el grupo que le corresponde de acuerdo a su nivel y, en ese contexto, comprobamos si lo que se demostró en la prueba guarda relación con la comprensión y la expresión de ese estudiante.
Es evidente que aprender una lengua es mucho más que aprender sus reglas gramaticales pero sin gramática es ABSOLUTAMENTE imposible hablar una lengua tal y como ya explicábamos aquí (hipervincula el texto de Juan de “La importancia de la gramatica en la clase de español”). Por eso, en La Herradura, ofrecemos a nuestros estudiantes un plan didáctico en el que la gramática siempre está en uso, es decir, que no aprendemos gramática sólo para rellenar huecos en un libro de ejercicios sino que hacemos que la gramática sea el cimiento sobre el que se asiente una buena comunicación.
Share
Name:
Email Marketing by WP Autoresponder
Link to Facebook