Ciudad Vieja / Centro:  Un buen sitio para empezar el recorrido es la Plaza Independencia, en cuyo centro verá el monumento a Artigas -nuestro héroe nacional- y a su alrededor el Poder Ejecutivo -la sede de la presidencia del país-, el Palacio Savlo  –ex hotel y actual edificio de apartamentos de curiosa arquitectura-,  y en diagonal, el Teatro Solís, uno de los más antiguos de Montevideo. Este último ofrece visitas guiadas. Atravesando la Puerta de la ciudadela,  ingresará a la Ciudad Vieja o Casco Histórico de la ciudad, y siguiendo por la Peatonal Sarandi, que ofrece comercios, bares y restaurantes, podrá llegar hasta el Río de la Plata y mimetizarse con los pescadores de la Escollera Sarandí, pasando por plazas como la Matriz -donde está nuestra CATEDRAL- y la Zabala .

Si lo sorprende el mediodía tendrá varias propuestas de calidad para almorzar a pocos pasos, pero también puede detenerse en el Merado del puerto, edificio de más de 100 años que combina restaurantes “paquetes” con parrilladas más sencillas aunque los precios no son el punto fuerte por tratarse de un sitio de atracción turística, ubicado frente al puerto del que llegan tanto turistas argentinos en el barco Buquebús como viajeros internacionales de cruceros. Además de comer parrilla o empanadas, aquí se puede tomar dos de nuestras delicias locales: el vino Tannat y el Medio y Medio, dulzona bebida uruguaya que se prepara con vino blanco y espumante.

Al volver a la Plaza Independencia encontraremos en dirección opuesta de Ciudad Vieja a la avenida 18 de Julio, arteria principal del barrio Centro, sobre la que está ubicada la Intendencia de Montevideo, edificio de ladrillos en cuya cima hay mirador abierto con vista panorámica de la ciudad. Aunque la avenida ofrece varias plazas, la mayor atracción no está al nivel del suelo sino varios metros más arriba, en las cúpulas de los edificios. La esquina de la calle Río Negro verán por ejemplo a una muy original, adornada con una escultura del titán Atlas.

Otra atracción sobre 18 de Julio es una fuente de candados, ubicada en la esquina de la calle Yi, que colocaron los propietarios del vecino bar. Espontáneamente varias parejas apostaron a sellar su amor allí, basados en las románticas novelas del italiano Federico Moccia.

También merece la atención la arquitectura de la Facultad de derecho, ubicada más hacia el este, entre las calles Eduardo Acevedo y Tristán Narvaja. En esta zona los domingos se realiza una feria “de pulgas en la que se puede encontrar “cachivaches” de todo tipo.

La avenida 18 de Julio finaliza con un Obelisco, y a pocas cuadras encontrarán la Terminal Tres Cruces, desde donde se puede tomar buses a la costa y el interior del país.

Fuente

Share
Link to Facebook