En clase de español para extranjeros siempre se dan situaciones cómicas con la lengua. En esta anécdota se mezcla una cuestión de pronunciación con el uso de una palabra “especial” en el español americano: la palabra “coger”.

Para los estudiantes brasileños es difícil la pronunciación de la –rr por ejemplo, “perro” pronunciado por brasileños, suena como “pego”, un error que no va más allá de una confusión semántica con el verbo “pegar”, pero el caso del verbo “correr” es bien diferente porque en su uso por brasileños suena como “coger” que también es una confusión semántica pero con implicaciones diferentes…

Una mañana, en las clásicas preguntas de calentamiento antes de entrar en el tema de ese día, uno de nuestros profesores preguntó a una estudiante brasileña, llamémosla Luana por ejemplo, que qué había hecho el día anterior. Ella contestó, muy convencida de hacerlo de forma correcta, que había ido a la Rambla a “coger”, que lo había hecho por mucho tiempo y que, finalmente, había quedado muy cansada pero muy satisfecha por haber hecho tanto ejercicio. Dijo que le encantaba “coger” en la Rambla porque era un lugar muy lindo, muy amplio y espacioso, desde donde se pueden ver preciosos atardeceres mientras se “coge”, donde siempre sopla una brisa que ayuda a sobrellevar el esfuerzo que supone “coger”, con hermosas playas para descansar después de “coger” y donde se puede “coger” junto a muchas otras personas que también “cogen” con una sonrisa y buen ánimo.

  • Entonces, ¿corriste mucho? – preguntó el profesor.
  • ¡Cogí muchísimo! Casi una hora – dijo ella muy sonriente.
  • ¿Con quién corriste? – insistió el profesor.
  • Cogí con tres amigos.
  • ¿Con los tres? – contestó el profesor – ¿Al mismo tiempo? ¡Estás en buena forma!
  • Sí, sí, siempre me encanta coger con amigos.
  • Está muy bien, es bueno correr acompañada – dijo el profesor.
  • Sí, es que coger sola es muy aburrido.
  • Sí, puedo imaginármelo… pero ojo con ese verbo porque una cosa es “correr” y otra cosa es “coger”.
  • ¿De verdad?, ¿qué es coger? – preguntó ella con cara de sorpresa
  • Bueno, coger en España significa agarrar alguna cosa o tomar un transporte pero en el español americano “coger” significa practicar sexo con otra persona. O con muchas personas, como tú ayer en la Rambla.

La cara de la estudiante se petrificó mientras el resto de estudiantes reían a carcajada limpia. Pero no todos. Una estudiante de Estados Unidos se sonrojó y dijo:

  • Oh my God!, estoy embarazada (embarrassed) [embarazada = pregnant]
  • ¿Por qué, Melanie, también corriste en la Rambla? – preguntó el profesor.

Y las risas estallaron en clase porque ese tipo de situaciones equívocas con la lengua son bastante frecuentes y nos permiten reflexionar sobre la importancia de la pronunciación en español. Una – rr mal pronunciada nos puede hacer pasar un momento embarazoso… no embarazado.

De parte del equipo docente de La Herradura os/les deseamos un feliz Año Nuevo y que todos vuestros/sus deseos se hagan realidad.

¡Feliz 2018!

Share
Link to Facebook